Suelos de PVC

PVC

Hay una amplia gama de revestimientos de PVC o pavimento vinílico. Se pueden dividir en:
PVC Atáctico
Pavimento de pvc heterogéneo multicapas en baldosas autoportantes de fácil instalación.
PVC Trenzado
Revestimiento con todas las ventajas del vinilo. Gran resistencia al desgaste. Especialmente indicado para espacios públicos, y con una apariencia textil que lo hace muy atractivo. Las baldosas pueden fabricarse con la forma que se desee, incluso triangulares y combinar colores claros con metálicos o llamativos creando cualquier diseño.
PVC Antideslizante
Especialmente indicados en zonas deslizantes por grasas, agua o humedad. Se utilizan en grandes cocinas hoteleras, hospitalarias, en zonas como vestuarios, baños, residencias geriátricas, playa de piscinas, etc… El factor antiderrapante se consigue utilizando materiales de distintos productos en la masa del pvc.
PVC homogéneo
Son pavimentos muy resistentes al desgaste, de fácil limpieza y mantenimiento. El color y diseño no desaparece con el uso, por ser el mismo en toda la masa del producto. Se fabrica en rollos de 2 mts. ancho, losetas de 610 x 610 mm. y en 2 mm. de espesor; presentando una extensa variedad de acabados y colores
PVC heterogéneos
Se componen de varias capas, siendo la última de ellas de PVC puro, este proceso de fabricación permite una gran variedad de colores y diseños y puede imitar piedras, maderas, etc…, mejorando en muchos casos las prestaciones del material imitado y su precio.
PVC homogéneo antiestático
Por sus características de conductividad eléctrica, se instalan en zonas donde existen sofisticados equipos de maquinaria, salas de control de tráfico, ordenadores, etc…
PVC conductivo
Deberían instalarse en zonas donde las exigencias de eliminación de electricidad estática sean muy elevadas, como quirófanos, salas de rayos X, etc… La conductividad eléctrica está garantizada por la inserción de partículas de grafito en la masa del material.